He enviado un original a una revista… ¿por qué rechazan su publicación?

rechazadoAntes que nada, comentar que el ser rechazado es lo más habitual en la publicación académica. Incluso muchos de los investigadores top en su campo han experimentado el rechazo en algún momento. El hecho de que ahora hay más científicos que nunca en el “mercado” ha llevado a un progresivo aumento del número de artículos recibidos para su evaluación por parte de las revistas.

El porqué de ese rechazo puede deberse a múltiples motivos. Vamos a enumerar los más habituales:

1. Falta de originalidad

Los editores suelen preferir publicar resultados de investigación novedosos. Aunque muchos autores tendemos a argumentar “estos nunca se ha estudiado antes” para explicar por qué nuestro trabajo es significativo, esto no es suficiente. Los resultados de investigación que enviemos deben ubicarse suficientemente en su contexto, y debemos dar razones específicas que argumenten porqué nuestro trabajo es importante (por ejemplo: una mejora en la praxis de intervención habitual, un cambio de teoría, etc.).

2. Falta de coincidencia con el alcance de la revista

Sin comentarios. Debemos estar seguros de qué enviamos nuestro trabajo a la revista temáticamente indicada. Los manuscritos serán rechazados directamente por el editor, incluso antes de someterse a una revisión por pares, si no es apropiado para los lectores de la revista o no se ajusta a los objetivos y alcance de la misma.

3. Defectos en el diseño del estudio

Un documento bien redactado no servirá para ocultar fallos en el diseño del estudio. Estos fallos deben resolverse en las etapas iniciales, mientras se conceptualiza. No podemos utilizar nuestro original para disimular a posteriori esas carencias.

  • Por ejemplo: la hipótesis debe estar bien expuesta; nuestros resultados deben basarse en una muestra suficiente, tratada adecuadamente; el análisis estadístico debe ser apropiado en función de lo que queramos exponer; las conclusiones deben basarse en lo expuesto y no en suposiciones; etc.

4. Mala escritura y organización

Es muy importante que los autores presentemos argumentos en los trabajos. Debemos convencer a los lectores (y a los editores y revisores) de que nuestra investigación es sólida e importante.

5. Preparación inadecuada del manuscrito

Los autores que no tenemos el inglés como primera lengua, a menudo, nos enfrentamos a un problema adicional. Nuestra redacción en inglés debe ser lo suficientemente buena como para no desmerecer la calidad de nuestras investigaciones. Por otra parte, evidentemente, debemos seguir las normas de publicación marcadas (a nivel de referencias bibliográficas, inclusión de figuras, extensión, etc.). El editor no va a hacer eso por nosotros.

6. No disponer de la aprobación del CEIC institucional

Esto es imprescindible.

 

De todas formas, puede ser que un artículo rechazado no sea un mal artículo, sino simplemente un artículo al que no se le ha otorgado suficiente prioridad de publicación por parte de una revista. Que un artículo sea rechazado no constituye ningún demérito para la mayoría de ellos, simplemente significa que los editores no pueden publicar todos los (buenos) artículos que les llegan.

Así, dado que muchos científicos queremos amortizar el trabajo dedicado a escribir un artículo publicándolo sea como sea, una buena recomendación puede ser enviar el original rechazado a otra revista, incluyendo los cambios sugeridos por los revisores, que a buen seguro aumentaran la calidad del mismo.

The following two tabs change content below.

Marcos Catalán

Bibliotecario
Apoyo al investigador y servicio de atención al usuario en el Parc Sanitari Sant Joan de Déu
Publicado en Investigación, Narrativa, Publicar, Revistas y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.