La autoría de los artículos

autoríaLa autoría múltiple sobrecarga el sistema de diseminación de información científica y a veces sirve de parapeto a la concesión indebida del crédito del autor“.

En menos de 100 años el número de autores que firman un artículo científico ha aumentado hasta 5 o más, por ejemplo en la revista The Lancet en 1930 la media de autores por artículo era de 1.3 autor y en 1975 de más de 5 autores. El récord lo ostenta el artículo sobre el “Bosón de Higgs” publicado en Physical Review Letters, el artículo de 33 páginas contiene 15.5 páginas con los 5.154 autores y 9 con los nombres de las instituciones donde están afiliados. Ante tal número de autores uno debe preguntarse ¿cuánto mayor es el número de autores, mejor es el artículo? La respuesta es no; la calidad del artículo no debe otorgarse a la cantidad de autores sino a su contenido científico.

El aumento del número de artículos con más de un autor es una de las consecuencias del propio mundo científico. Ser el autor de un artículo es uno de los mayores logros de la carrera científica, y publicar con regularidad y calidad conlleva una serie de recompensas profesionales tales como ayudar a potenciar el currículum vitae que facilitará el acceso a mejores posiciones, mejor sueldo, mejores proyectos…. Además de representar una mayor visibilidad para las instituciones en las cuales trabajan los autores. Esto puede dar como resultado la autoría injustificada o la autoría incompleta.

El Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas (ICMJE) define:

La autoría injustificada es la costumbre de incluir como autores a personas cuya contribución al artículo es mínima o nula. La autoría incompleta consiste en negarle el crédito de autor a una persona que es responsable de una parte decisiva del contenido intelectual del artículo.

Ejemplos de autoría injustificada

  • La imposición del nombre de los directores de instituciones o jefes de departamento en todos los artículos escritos en sus centros.
  • Honrar a los científicos noveles con su nombre en artículos en los cuales no han participado.
  • Presiones para incluir nombres de científicos que han proporcionado orientaciones técnicas en la elaboración de alguna parte o sólo por su consejo.
  • Alagar o ayudar a otros compañeros de equipo o departamento.

¿Posibles soluciones?

Primeramente el mundo científico debe reconocer el “problema” de las autorías múltiples y evaluar críticamente las normas de autoría que imponen las instituciones y los grupos de investigación. Tras su aceptación podremos aplicar las normas surgidas en los últimos años, de las que cabe destacar dos: las normas emitidas por el ICMJE o grupo Vancouver, y el método para cuantificar las contribuciones de los colaboradores en las publicaciones científicas.

En la primera solución, las normas del ICMJE, se establecen tres requisitos que deben cumplir todas las personas designadas como autores:

  1. Contribución en la concepción y diseño del estudio; o el análisis e interpretación de datos.
  2. La redacción de una parte importante del artículo.
  3. La aprobación final de la versión que se publicará.

La segunda solución se basa en un método matemático a través del cuál se cuantifica la aportación en el artículo según unos determinados parámetros (diseño, ejecución, análisis, interpretación, preparación del manuscrito y tareas administrativas). Según la aportación del investigador en el artículo este firmará como:

  • Colaborador. Cualquier investigador que haya hecho una contribución al trabajo.
  • Firmante. Cualquier colaborador que alcance el porcentaje de contribución mínima y será nombrado en el encabezamiento.
  • Garante. Todo colaborador que pueda tomar plena responsabilidad de lo que se publica y pueda responder sobre ello.

 Fuentes de información e de interés

  • Guallar S. Un método para cuantificar las contribuciones de los colaboradores en las publicaciones científicas.  Animal Biodiversity and Conservation. 2007; 30.1: 71-81
  • Silva G. La autoría múltiple y la autoría injustificada en los artículos científicos. Investigación en Salud. 2005; VII(2):  84-90
  • Posts de Biblioteca San Juan de Dios: ¿Autor o colaborador ? Parte I y Parte II
The following two tabs change content below.

Marta Fortuny

Técnica de Comunicación
Doy apoyo a los investigadores de San Juan de Dios en la difusión y comunicación de sus proyectos de investigación. Además colaboro activamente en la comunicación del Campus Docent.
Publicado en Investigación y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.