instrucciones

Instrucciones para los autores de artículos científicos

instruccionesCuando pretendemos publicar un artículo, una recomendación a seguir que nos va a ayudar es “hacer lo que nos piden”. Es decir, nos podremos encontrar que la revista en la que pretendemos publicar nuestro trabajo nos requiere que sigamos unas instrucciones en la presentación del contenido, su organización y extensión, el uso de referencias bibliográficas, acrónimos, siglas, imágenes y tablas, o, incluso, en la cesión de derechos que vamos a hacer al editor, entre otros temas.

Lamentablemente, para nosotros como autores, cada revista querrá que sigamos unas instrucciones diferentes. Eso puede complicarnos la vida porque nuestro trabajo original puede estar redactado de una forma que el editor NO acepte o bien se nos van a plantear unas condiciones de cesión de derechos con las que nosotros no comulguemos.

En lo concerniente a la redacción y presentación del trabajo, hay que tener en cuenta que el editor NO va a dar formato a nuestro trabajo para adecuarlo a la revista, aunque pensemos que sí. Y eso puede hacer que nuestro original sea rechazado.

Por ello, es recomendable seguir las pautas que se nos indican. Encontrarlas dentro del web de cada revista puede ser farragoso.  Por eso es interesante la recopilación que ha hecho el personal de la Mulford Health Sciences Library, donde podremos encontrar listadas por orden alfabético más de 6000 títulos de revistas del ámbito biomédico con un enlace directo a las instrucciones para los autores.

Tan sólo tenemos que buscar la revista donde queramos publicar y clickar el título. Nos aparecerán al momento las recomendaciones que el editor nos exige para publicar nuestro trabajo.

revisión

Revisión por pares: diferentes modelos

7 Common types of peer reviewLa revisión por pares es la evaluación del trabajo científico o académico realizado por expertos de una disciplina en particular. Es una parte integral del proceso de publicación y ayuda a las revistas a publicar sólo aquellos artículos que se ajusten a su alcance y estándares de calidad. Cada revista sigue un proceso de revisión por pares diferente basado en su enfoque y filosofía.

En la página web de Editage, un portal que ofrece soporte a aquellos investigadores que quieren publicar, podemos encontrar los 7 modelos más comunes de la revisión por pares:

1. Revisión por pares ciega, en la que los autores no saben quiénes son los revisores.

2. Revisión por pares doble ciega. El editor de la revista no revela los comentarios de los revisores a los autores y viceversa. Por lo tanto las partes no son conscientes de la identidad del otro. Todos los indicadores de identidad como nombres, afiliaciones, etc. son eliminados.

3. Revisión por pares abierta. Tanto los autores como los revisores saben las identidades del otro. Este sistema permite conocer los comentarios de los revisores y las respuestas de los autores que serán publicadas junto el manuscrito final.

4. Revisión por pares colaborativa. Esta revisión se lleva a cabo en una plataforma facilitada por la revista en la cual tanto los autores como los revisores discuten acerca de cómo mejorar el paper. A menudo, las identidades de los revisores están ocultas a los autores pero pueden revelarse en el momento de la publicación.

5.  Revisión por pares de terceros. Los autores hacen que sus manuscritos sean revisados por un servicio independiente de revisión por pares antes de enviar el manuscrito a la revista.

6. Revisión por pares post-publicación. La revista proporciona una plataforma como foro de discusión para los comentarios posteriores a la publicación. Una vez que el paper está disponible en la plataforma, cualquiera que lo lea puede publicar sus comentarios.

7. Revisión por pares en cascada. Cuando un manuscrito es rechazado después de la revisión por pares porque es de baja prioridad para la revista o porque se considera que no es interesante para los lectores potenciales de la revista, ésta puede sugerir a los autores que envíen el manuscrito a otra revista que normalmente forma parte de la misma editorial.

scopus2

¿Qué es Scopus? ¿Y para qué sirve?

 

scopusScopus es una base de datos bibliográfica iniciada en 2004, de resúmenes y citas de artículos de revistas científicas. Cubre áreas de: ciencia, tecnología, medicina y ciencias sociales (incluyendo artes y humanidades). Abarca más de 35.000 títulos de todas las áreas. A parte de revistas, tiene series monográficas, actas de congresos, libros (vaciados a nivel de libro y capítulo) o patentes (más de 39 millones, vaciadas de cinco oficinas oficiales: WIPO, EPO, Estados Unidos, Japón y Reino Unido). Su cobertura temporal es desde 1996, aunque a veces llegue hasta 1970.

En algunos casos da acceso al texto completo de los documentos que incluye. También ofrece herramientas bibliométricas para evaluar el rendimiento de publicaciones y autores, según las citas recibidas por cada artículo. Estas herramientas se basan en las métricas desarrolladas por distintos expertos, como el grupo de investigación español Scimago, o el CWTS (Centre for Science and Technology Studies), de la Universidad de Leiden (Países Bajos).

Scopus permite:

  • Buscar documentos y acceder al texto completo en caso de que la Biblioteca tenga suscripción
  • Evaluar el rendimiento de la investigación mediante los índices de impacto SJR, CiteScore y SNIP o las altmétricas ofrecidas por PlumX (siguiendo el link PlumX se recupera el listado de documentos que citan el artícle en cuestión). A parte de las métricas básicas de un autor y sus publicaciones, Scopus Preview nos da métricas de un artículo en concreto.
  • Ver qué autores publican más en una institución.
  • Rastrear citas y visualizar el índice h para saber qué está de actualidad en un área de investigación, proporcionando los artículos y autores más citados
  • Identificar autores y encontrar información relacionada con el autor (como: citas, un resumen de sus principales métricas, sus trabajos publicados, lista de documentos que citan trabajos del autor, lista de coautores con el número de trabajos que han fet en colaboración, etc)
  • Mantenerse actualizado en un ámbito de investigación, de un institución, o de la producción de un investigador y saber quién le cita, creando de alertas de búsqueda que nos lleguen al correo electrónico.
  • Generar listas de un autor de un grupo de autores y exportar registros que nos interesen.
  • Exportar los datos a gestores bibliográficos como RefWorks, Mendeley o EndNote.
  • Tener un perfil de autor de manera automática, con posibilidad de edición, incluyendo datos bibliométricos como el índice h.
  • Evaluar, seleccionar, y comparar revistas. Con el indicador CiteScore de Journalmetrics o los otros ránquings que trabajan con datos de Scopus: SJR y CWTS Journal Indicators. A veces, revistas que en JCR están en tercer cuartil, aquí pueden estar en segundo, porque hay muchas más revistas, la clasificación de estas puede ser más granular, o por la diferente horquilla de citación que utiliza CiteScore frente a JIF. Journalmetrics contiene más revistas de Artes y Humanidades que no aparecen en el JCR, igual que el número total de las de ciencias sociales o ciencia y tecnología es mayor en  Journalmetrics que en JCR.
  • Puede ayudar a saber dónde publicar un artículo, gracias a la evaluación que se pueda hacer de las revistas de una materia en concreto (con la consulta a Journalmetrics).

Enlaces interesantes sobre Scopus

rechazo

He enviado un original a una revista… ¿por qué rechazan su publicación?

rechazadoAntes que nada, comentar que el ser rechazado es lo más habitual en la publicación académica. Incluso muchos de los investigadores top en su campo han experimentado el rechazo en algún momento. El hecho de que ahora hay más científicos que nunca en el “mercado” ha llevado a un progresivo aumento del número de artículos recibidos para su evaluación por parte de las revistas.

El porqué de ese rechazo puede deberse a múltiples motivos. Vamos a enumerar los más habituales:

1. Falta de originalidad

Los editores suelen preferir publicar resultados de investigación novedosos. Aunque muchos autores tendemos a argumentar “estos nunca se ha estudiado antes” para explicar por qué nuestro trabajo es significativo, esto no es suficiente. Los resultados de investigación que enviemos deben ubicarse suficientemente en su contexto, y debemos dar razones específicas que argumenten porqué nuestro trabajo es importante (por ejemplo: una mejora en la praxis de intervención habitual, un cambio de teoría, etc.).

2. Falta de coincidencia con el alcance de la revista

Sin comentarios. Debemos estar seguros de qué enviamos nuestro trabajo a la revista temáticamente indicada. Los manuscritos serán rechazados directamente por el editor, incluso antes de someterse a una revisión por pares, si no es apropiado para los lectores de la revista o no se ajusta a los objetivos y alcance de la misma.

3. Defectos en el diseño del estudio

Un documento bien redactado no servirá para ocultar fallos en el diseño del estudio. Estos fallos deben resolverse en las etapas iniciales, mientras se conceptualiza. No podemos utilizar nuestro original para disimular a posteriori esas carencias.

  • Por ejemplo: la hipótesis debe estar bien expuesta; nuestros resultados deben basarse en una muestra suficiente, tratada adecuadamente; el análisis estadístico debe ser apropiado en función de lo que queramos exponer; las conclusiones deben basarse en lo expuesto y no en suposiciones; etc.

4. Mala escritura y organización

Es muy importante que los autores presentemos argumentos en los trabajos. Debemos convencer a los lectores (y a los editores y revisores) de que nuestra investigación es sólida e importante.

5. Preparación inadecuada del manuscrito

Los autores que no tenemos el inglés como primera lengua, a menudo, nos enfrentamos a un problema adicional. Nuestra redacción en inglés debe ser lo suficientemente buena como para no desmerecer la calidad de nuestras investigaciones. Por otra parte, evidentemente, debemos seguir las normas de publicación marcadas (a nivel de referencias bibliográficas, inclusión de figuras, extensión, etc.). El editor no va a hacer eso por nosotros.

6. No disponer de la aprobación del CEIC institucional

Esto es imprescindible.

 

De todas formas, puede ser que un artículo rechazado no sea un mal artículo, sino simplemente un artículo al que no se le ha otorgado suficiente prioridad de publicación por parte de una revista. Que un artículo sea rechazado no constituye ningún demérito para la mayoría de ellos, simplemente significa que los editores no pueden publicar todos los (buenos) artículos que les llegan.

Así, dado que muchos científicos queremos amortizar el trabajo dedicado a escribir un artículo publicándolo sea como sea, una buena recomendación puede ser enviar el original rechazado a otra revista, incluyendo los cambios sugeridos por los revisores, que a buen seguro aumentaran la calidad del mismo.