Acerca de las revistas depredadoras

revistas predadorasEl pasado 1 de septiembre de 2018, la Agencia Estatal de Investigación española publicó una nota (disponible a texto completo) cuyo propósito era informar tanto a los autores e investigadores principales de ayudas financiadas por la AEI, como a potenciales solicitantes de las mismas, sobre la problemática de las revistas depredadoras en las publicaciones en acceso abierto.

Partiendo de la base de que las revistas de acceso abierto son beneficiosas para el sistema científico y que las directrices de acceso abierto están implementadas en multitud de convocatorias competitivas como por ejemplo las del Horizonte 2020, la nota nos recuerda que se entiende como “depredadora” aquellas revistas cuyo modelo de negocio radica en incitar a los investigadores a publicar “en abierto” sin proveer servicios editoriales de calidad y de difusión que sí tienen otras revistas.

Así, cobran costes (aunque sean bajos) de publicación a los autores sin proporcionar a cambio lo prometido, lo esperado y lo necesario para mantener la confianza en el sistema de comunicación y difusión científica.

¿Cómo se puede, entonces, detectar una revista “depredadora”?

Por ejemplo, estas revistas…

  • Disponen de un web sin unos mínimos datos de contacto, o alojan publicidad “no académica”.
  • Solicitan artículos por correo electrónico, a menudo desde direcciones no profesionales o académicas. El envío del propio artículo también acostumbra a hacerse por correo electrónico y no mediante una aplicación al efecto.
  • Disponen de un comité editorial muy reducido o en permanente construcción. Por otra parte, acostumbra a pasar que un único editor publica un conjunto ingente de revistas.
  • Tienen un título que busca el equívoco con publicaciones asentadas, abusando por ejemplo de las fórmulas “New Journal of…” o “Advanced Journal of…”; o indicando filiaciones nacionales (“British Journal of…”, “American Journal of…”, etc.) que no se corresponden a la de su comité editorial.
  • Publican muchísimos artículos por número o bien parece que los números nunca están cerrados. También los nuevos números siempre con la etiqueta “coming soon”, pero no tienen una periodicidad estable, explícita, verificada y conocida.
  • No suelen explicitar su política editorial sobre retracciones, correcciones, erratas y plagios.
  • Tienen unos costes de publicación inferiores comparados con los de las revistas en acceso abierto contratadas, siendo ésta su forma de atraer autores potenciales.
  • Pueden solicitar el pago del coste de publicación antes de que el artículo sea aceptado para su publicación.
  • Carecen de sistema de calidad de revisión por pares, lo que hace que dichos procedimientos de “revisión” sean muy muy rápidos (demasiado, incluso). Eso hace que, sin ir más lejos, puedan encontrarse errores importantes en títulos, resúmenes o texto.
  • No suelen encontrarse indizadas en bases de datos internacionales como Scopus o Web of Science; ni, aunque indiquen lo contrario, tienen factor de impacto.

Estas revistas están en el mercado y sus prácticas llegan más lejos y más cerca de lo que podemos pensar. De hecho, se ha estimado una evolución de 53.000 artículos publicados en 2010 hasta 420.000 en 2014 en este tipo de medios.

Os recordamos también que la Biblioteca Sant Joan de Déu está a vuestra disposición también con el objetivo de ayudaros a orientar la publicación de vuestros trabajos en aquellas revistas de calidad que puedan resultar de interés.

Publicado en Publicar, Revistas y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.