La GPC sobre Encefalopatía Hipóxico-Isquémica Perinatal en el Recién Nacido, en el ECRI Guidelines Trust

Desde la Biblioteca SJD nos hace una especial ilusión informaros de que la Guía de Práctica Clínica sobre Encefalopatía Hipóxico-Isquémica Perinatal en el Recién Nacido ha tenido otro reconocimiento a nivel internacional, pues cumple con todos los requisitos de inclusión en el repositorio de guías de práctica clínica con más fiabilidad del mundo: el del ECRI Institute, y se ha incluído en él la versión inglesa de la misma.

Cumplir estos requisitos ha permitido que la guía tenga el “TRUST Scorecard” (puntuación TRUST (Transparency and Rigor Using Standards of Trustworthiness) de ECRI para identificar cómo las directrices se comparan con las normas de fiabilidad del Instituto de Medicina de Estados Unidos, y que también tenga el “Guideline Brief”.

La Guía de Práctica Clínica sobre Encefalopatía Hipóxico-Isquémica Perinatal en el Recién Nacido fue impulsada por la Fundació Sant Joan de Déu y liderada por el Dr. Alfredo García-Alix, junto con la Dra. Ruth de Río, como coordinadora, y  entre otros profesionales sanitarios de todo el territorio español.

Más información consultando el apartado que dedica a esta notícia la Agència de Qualitat i Avaluació Sanitàries de Catalunya (AQuAS)

Podéis leer los posts anteriores que publicamos sobre esta guía:

UpToDate disponible en más centros de San Juan de Dios

Logo de la herramienta UpToDate

Desde febrero del 2019 más centros de San Juan de Dios de la Provincia Aragón · San Rafael disponen del recurso de decisión clínica UptoDate a través de una suscripción conjunta gestionada por nuestra Biblioteca.

Actualmente ya son 3 centros los que cuentan con esta herramienta: Hospital Sant Joan de Déu Barcelona, Hospital San Juan de Dios de Pamplona y, el recién añadido, Hospital Sant Joan de Déu de Palma.

UpToDate es un recurso de información clínica basada en la evidencia y actualizado de forma continua. Dispone de más de 11.600 temas clínicos y 25 especialidades, con más de 9.500 recomendaciones clínicas. Además, dispone de calculadoras médicas, información para el paciente y bases de datos de interacción de medicamentos.

Todos los profesionales de estos centros pueden acceder al recurso desde cualquier PC del centro, así como registrarse para su consulta desde cualquier lugar a través de Internet, móvil o tablet.

En nuestra página sobre UptoDate podréis encontrar más información sobre esta herramienta, funcionalidades, acceso a novedades, como darse de alta en Internet, móvil o tablet, manual de uso, vídeos tutoriales, etc.

Fuente: https://www.uptodate.com/es/home/product 

¿Es fiable la información médica de Internet?

Hace unos meses la web de la Biblioteca Provincial recibió la acreditación HONCode, uniéndose así a la acreditación de "Web de Interés Sanitario" (recibida en 2016) y "Web Médica Acreditada" (recibida por primera vez en 2017). Estos tres sellos acreditan nuestra página web como portal médico de interés sanitario y garantizan un contenido de calidad y de fiabilidad.

¿Pero por qué son importantes estas acreditaciones?

En algunos casos, los contenidos de salud y otros temas disponibles en la red provienen de fuentes poco fiables o que carecen del rigor necesario. Dentro del universo de Internet podemos encontrar desde portales que anuncian remedios para todo tipo de males, dirigidos para usuarios de a pie; hasta páginas con información médica dirigidas a profesionales sanitarios.

Actualmente, dentro del mundo virtual no existe un consenso lo suficientemente generalizado entre los instrumentos de evaluación de la calidad de contenidos. Aun así, alguna de las herramientas más utilizadas en el ámbito sanitario son los códigos de conducta, como el HONCode, o los instrumentos de acreditación y certificación (como el programa de acreditación de calidad Web Médica Acreditada del Col·legi Oficial de Metges de Barcelona, y la acreditación de Webs de Interés Sanitario en PortalesMedicos.com

Sea como fuere, ante una fuente de información desconocida o novedosa, y sobretodo si contiene información médica o de salud, recomendamos:

  1. Comprobar la fecha de publicación del contenido o bien que la información haya sido actualizada recientemente. La información también caduca.
  2. No confiar en una información exclusivamente por la calidad de su redactado, el uso de lenguaje técnico o por su buena imagen. Las apariencias engañan.
  3. Comprobar que la autoria de la información esté identificada de forma clara y visible. Una fuente de información fiable no acostumbra a ser anónima.
  4. Detectar los conflictos de intereses. La información debe diferenciarse claramente de lo que es publicidad.
  5. Comprobar que la información se sustenta en referencias de peso (bibliografia, autores o instituciones reconocidas). Las fuentes y pruebas aportan credibilidad.
  6. Verificar si la calidad de la información está certificada por algún organismo reconocido. En el caso de información médica comprobar el nombre y número de colegiado del profesional médico responsable. El reconocimiento da confianza.
  7. Recordar que Internet es sólo una herramienta. Siempre es adecuado contrastar la información con otros profesionales.
  8. En el caso del contenido médico o de salud, ante la duda consultar con el médico de cabecera o enfermera de referencia.

Plagio: copia o inspiración

neonbrand-618322-unsplashLa palabra Plagio procede del latín "plagiarius" que significa secuestrador. El plagio es usar el trabajo, las ideas, o las palabras de otra persona (de forma deliberada o accidental) como si fueran propias, sin acreditar de manera explícita de donde proviene la información. Es un delito porque se está suplantando al verdadero autor, viene a ser como el hurto, la apropiación ilícita o el robo.

Estas cometiendo Ciberplagio cuando realizas un trabajo basándote en información obtenida en Internet sin enlazarla o citando a quienes lo han creado. Debido a la extensión del uso de Internet y de las tecnologías de la información, constituye uno de los problemas más frecuentes en lo relativo a la vulneración de los derechos de autoría.

¿Cómo puedes evitar cometer plagio? 

Citando

Citar las fuentes (libros, artículos de revista o prensa, páginas web...)  que has empleado para realizar tu trabajo. Debo citar tanto la bibliografía consultada como las obras ajenas (o fragmentos de ellas) incorporadas en mi trabajo, ya sean de naturaleza escrita, sonora o audiovisual, o imágenes, fotografías, etc.

Si en mi trabajo cito literalmente una frase o un párrafo, debo poner el texto entre comillas, en cursiva o con otro tipo de letra y citar la fuente de donde lo he extraído, con la referencia bibliográfica completa.

Parafraseando

Si uso las ideas de otra persona utilizando mis propias palabras o mi propia forma de expresión (usando sinónimos, cambiando la estructura de las frases) debo incluir la referencia bibliográfica completa de la fuente original de donde he extraído dichas ideas.

El uso de programas informáticos para detectar plagios comenzó a extenderse en las universidades españolas a partir de 2014. Hasta entonces, solo 15 centros los empleaban. Fue la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) la que puso en marcha un grupo de trabajo para animar a todos los campus a usar estas herramientas.

Herramientas gratuitas para detectar el plagio

Herramientas no gratuitas

Turnitin es una herramienta que ayuda a prevenir y evitar el plagio, permitiendo a los profesores identificar el contenido no original de los trabajos. Este 'software' de pago permite cotejar un documento con millones de textos científicos y de la web para detectar posibles copias. Es propiedad de la empresa californiana iParadigms LLC. La primera versión se lanzó en 1997.

PlagScan es un software de control de plagio ampliamente utilizado por instituciones académicas y empresas. PlagScan es empleada por instituciones académicas en su mayoría, y su origen es alemán, de hecho, es en Alemania, Austria y Suiza donde más se utiliza.